5 consejos para utilizar un Smartphone para trabajar


El mundo agitado de hoy nos abruma con tantas cosas que, muchas veces, no tenemos demasiado tiempo para estar frente a una PC en caso de que debamos trabajar. Si bien trabajar desde un Smartphone no aumentará la productividad de tu trabajo, mantenerlo adecuado para ello puede sacarte de apuros en el momento menos esperado. Aquí te ofrecemos un par de consejos a tomar en cuenta.

Smartphone_Tablet

Ordénalo todo: Si vas a mantener muchos archivos o aplicaciones en el teléfono, procura que sea fácil acceder a ello, porque de lo contrario, se pierde la concentración en el trabajo. El uso de redes sociales no es muy recomendable debido a que, si acaso debes prestar tu Smartphone en algún momento, no querrás que alguien se entretenga mirando tus fotos,  ¿Verdad?

Haz copias de seguridad: Nunca sabes en qué momento tu móvil puede jugarte una mala pasada, dejar de funcionar o caer en un vaso de jugo o una taza de café con leche. Es por ello que se recomienda realizar copias de seguridad de tu Smartphone con regularidad. Esto te evitará perder números o información importante que puedas guardar en él.

También, del mismo modo, un poco de “seguridad extra” no le viene mal a nadie. Por ello te recomendamos también que incluyas seguridad adicional a tu teléfono como aplicaciones para ocultar archivos o bloquearlos, incluir alguna app para localizar tu dispositivo perdido o incluso, formatearlo.

Elige un buen teléfono: Actualmente existen teléfonos con distintos sistemas operativos; iOS, Android, Windows Phone… De acuerdo a la forma en la que vayas a utilizar el móvil, escoge aquel que te sea más productivo y te ayude más con las  tareas planificadas.

Del mismo modo, una vez escogido el SO, considera la duración de la batería del móvil que deseas (para que dure todo lo posible) y el procesador (para que pueda trabajar adecuadamente. Sin embargo ten en cuenta que el teléfono nunca reemplazará a una buena cámara y una PC.

¡Desconéctate!: Suena abrupto pero es necesario. El hecho de que tengas un móvil para trabajar no significa que estés las 24 horas “pegado” del equipo. Para no correr el riesgo de hacer algo mal por revisar los  informes del trabajo luego de la fiesta del viernes en la noche, por dar un ejemplo, de vez en cuando desconéctate del móvil y tu trabajo. Encuentra momentos para relajarte.

Solo lo necesario: Por más que duela, es la verdad. Si estas consciente de que solo usarás el terminal para trabajar, instala solo aquellas app que de verdad vallas a utilizar. Abstente de juegos y redes sociales. No solo porque pesen demasiado sino porque dan mala imagen del usuario del móvil.

¿Agregarías algún consejo más? ¡Coméntanos!

Marian Barrios

Pichón de periodista. Redactor de Mundotech. Curiosa de la tecnología y los tutoriales de diseño.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

'
Comparte