Computación en la nube (Cloud Computing)


computacion en la nube

Cloud Computing

El termino “Nube” en computación hace referencia a una metafora de internet, en la que este permitirá ofrecer servicios a cualquier persona.

Cloud Computing es un paradigma en el que la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye equipos de escritorio, centros de ocio, portátiles, etc. Esto se debe a que, pese a que las capacidades de los PC han mejorado sustancialmente, gran parte de su potencia se desaprovecha, al ser máquinas de propósito general.

A continuación un video explicativo en ingles, donde conocerás como funciona este tipo de computación:

Imagen de previsualización de YouTube

A continuación queremos destacar algunos pros y contras de esta tecnología:

Ventajas

  • Se puede integrar con mucha mayor facilidad y rapidez con el resto de sus aplicaciones empresariales.
  • Prestación de servicios a nivel mundial.
  • Una infraestructura 100% Cloud Computing no necesita instalar ningún tipo de hardware.
  • No tendrá que volver a esperar meses o años e invertir grandes cantidades de dinero antes de que un usuario inicie sesión en su nueva solución.
  • Actualizaciones automáticas que no afectan negativamente a los recursos de TI. Si actualizamos a la última versión de la aplicación, nos veremos obligados a dedicar tiempo y recursos (que no tenemos) a volver a crear nuestras personalizaciones e integraciones.
  • En “las nubes”, la energía consumida es sólo la necesaria, reduciendo notablemente el desperdicio.

Desventajas

  • La disponibilidad de las aplicaciones están atadas a la disponibilidad de acceso a internet.
  • Los datos “sensibles” del negocio no residen en las instalaciones de las empresas por lo que podría generar un contexto de alta vulnerabilidad para la sustracción o robo de información.
  • Empresas emergentes o alianzas entre empresas podrían crear un ambiente propicio para el monopolio y el crecimiento exagerado en los servicios.
  • Escalabilidad a largo plazo: A medida que más usuarios empiecen a compartir la infraestructura de la nube, la sobrecarga en los servidores de los proveedores aumentará, si la empresa no posee un esquema de crecimiento óptimo puede llevar a degradaciones en el servicio o jitter altos.

Vía: Punto Geek

Daniel Zárate

Blogger y fundador de MundoTECH, actualmente dedicado a estudios de Ingeniera Informática y a la implementación de blogs como medio de información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

'
Comparte